sistemas de CCTV – Circuito Cerrado de Televisión

sistemas de CCTV – Circuito Cerrado de Televisión

Es una tecnología de videovigilancia diseñada para supervisar una diversidad de ambientes y actividades, y grabar lo que sucede en cualquier punto de sus instalaciones, inclusive sin estar ahí presente.

Este sistema puede estar compuesto por:
– Sistema de alarma análogo: Grabador análogo (DVR), cámaras análogas.
– Sistema de alarma inalámbrico: grabador digital (DVR), cámaras digitales.
– video vigilancia IP, domos PTZ, monitores.
– Sistemas híbridos (análoga, digital e IP).

Podemos diferenciar entre sistemas de alarma inalámbricos, sistemas por cables y sistemas híbridos. Los sistemas de alarma híbridos integran los componentes con y sin cables en un mismo sistema.

Vigilancia IP: Es una tecnología de vigilancia visual que combina los beneficios analógicos de los tradicionales CCTV (Circuito Cerrado de Televisión) con las ventajas digitales de las redes de comunicación IP (Internet Protocol), permitiendo la supervisión local y/o remota de imágenes y audio así como el tratamiento digital de las imágenes, para aplicaciones como el reconocimiento de matriculas o reconocimiento facial, entre otras.

El despliegue resulta más sencillo y económico que un CCTV, puesto que aprovecha la red informática empresarial, es decir, el mismo cableado que se emplea para la comunicación de datos, acceso a Internet o correo electrónico, sin necesidad de desplegar una infraestructura de cableado coaxial específica para nuestra red de videovigilancia. La mayoría de las instalaciones más modernas están abandonando la tecnología analógica en favor de la videovigilancia IP, dada su versatilidad, funcionalidad, sencillez y optimización de las infraestructuras existentes en la compañía.

Domo PTZ: Las cámaras PTZ pueden rotar alrededor de dos ejes, uno horizontal y otro vertical, así como acercarse o alejarse (zoom) para enfocar un área u objeto de forma manual o automática. Dicho de otra forma, este tipo de cámaras es capaz de rotar en un plano vertical (tilt eninglés) y en un plano horizontal (panning), además de acercarse o alejarse de forma manual o automática.

Algunas de las funciones que se pueden incorporar a una cámara PTZ incluyen:

– Estabilización electrónica de imagen (EIS):

la estabilización electrónica de la imagen (EIS) ayuda a reducir el efecto de la vibración en un vídeo.

– Máscara de privacidad:

permite bloquear o enmascarar determinadas áreas de la escena frente a visualización o grabación.

– Posiciones predefinidas:

muchas cámaras PTZ y domos PTZ permiten programar posiciones predefinidas, normalmente entre 20 y 100.

– Autoseguimiento:

es una función de vídeo inteligente que detecta automáticamente el movimiento de una persona u objeto y lo sigue dentro de la zona de cobertura de la cámara.

En las cámaras PTZ analógicas, los comandos se transmiten generalmente a través de un par de cables que se conectan vía RS232 o RS485 a un teclado o directamente al equipo de grabación y la transmisión de vídeo se realiza a través de un cable coaxial o de un cable UTP con el uso de un vídeo balún. En el caso de los equipos IP, todos los comandos PTZ se envían a través del mismo cable de red que se utiliza para la transmisión de vídeo.

Cotice su servicio aquí:

Contacto

Back to Top